Historia Municipal

Fecha de fundación: 20 de mayo de 1903

Nombre de los fundadores: Un grupo de 52 mineros encabezados por don Antonio Palacios.

Reseña histórica:

Inicialmente estas tierras y las de los municipios vecinos estuvieron pobladas, como mucha parte de la vasta Antioquia, por etnias aborígenes, en su mayoríaNutabes.

 

A mediados del siglo XVII y comienzos del XVIII, el sector minero en Antioquia se hallaba en crisis, los aluviones y las vetas estaban agotados en los sitios donde eran explotados, como Cáceres, Remedios, Zaragoza, en los ríos cercanos a Santa fe de Antioquia y Buriticá. Además el clima mal sano había cobrado un número elevado de víctimas entre indígenas (Nutabes) y negros, lo que obligó a los propietarios de cuadrillas de esclavos y quizá a muchos hombres libertos, cuya profesión era el mazamorreo, a desplazarse a otros lugares en búsqueda de nuevos yacimientos los que generarían una nueva estructura en el sector.

 

 

Los aluviones del norte y centro de Antioquia (la meseta de los Osos) y Rionegro respectivamente, se convirtieron en el centro de atención para los propietarios de cuadrillas y para los libertos, en el intento de obtener el preciado metal (oro), lo que finalmente lograron, dando paso a una nueva etapa en la historia minera del Departamento. Esto fue lo que la historiadora Ann Twinnam, denominó la fase “criolla” de la minería de aluvión.

 

En esta fase predominó la explotación de aluvión, básicamente por mazamorreros, lo que hizo que no fuera posible en cierto grado, la acumulación de capital para los mineros de élite.

 

En los inicios del poblamiento de la región del norte antioqueño, fueron los mazamorreros los primeros encargados en formar rancherías a orillas de quebradas y ríos e iniciar la explotación de la minería de aluvión. Los mineros de élite, o propietarios de cuadrillas de esclavos, por lo costoso del desplazamiento y la poca infraestructura, sólo llegaron a mediados del siglo XVIII con sus respectivas cuadrillas, las cuales fueron aumentando paulatinamente en cantidad a medida que tenían la seguridad de una buena producción de oro.

 

Por lo tanto, la minería de canalón se vio fortalecida con la llegada de propietarios y esclavos, al igual que los pequeños caseríos que toman nuevos bríos y se articulan dando origen a muchos de los municipios que conforman en la actualidad la geografía del norte de Antioquia.

 

Entre 1760 y 1770 un grupo de hombres, al parecer mazamorreros que venían del occidente de Antioquia y de la villa de Nuestra Señora de la Candelaria (hoy Medellín), encontró una quebrada cuyo caudal era rico en oro, que bañaba un pequeño valle del norte antioqueño, ubicado entre los ríos Guadalupe y Porce, a la que bautizaron con el nombre de Hojas Anchas en virtud al tipo de vegetación que abundaba en sus riveras, y en este lugar formaron una ranchería a la que le dieron el mismo nombre.

 

Las tierras donde comenzó a articularse el caserío, hacían parte de una concesión de tierras entregadas al Español Antonio de la Quintana, con una extensión que abarcaba desde Los Osos hasta Yarumal.

 

El 10 de diciembre de 1776 el señor Antonio Palacio alcalde y juez pedáneo del Distrito, quien no habitaba en el caserío por ser vecino de Arma le notificaba al virrey Manuel Antonio Flórez, ante pedido de éste, que en el sitio de hojas Anchas no vivía ningún blanco y los que eventualmente se encontraban allí lo hacían por la explotación del oro.

La mayoría de los habitantes se dedicaban a la minería a lo largo de la quebrada y a labrar la tierra para mantener a sus respectivas familias.

 

En el año de 1.783 aproximadamente, el caserío se vio fortalecido en su crecimiento demográfico con el arribo de Antonio de la Quintana, propietario de las tierras, Miguel de Restrepo y Joaquín Echeverry Fonnegra y Barrientos, los cuales llegaron con sus cuadrillas de esclavos, decididos a explotar los yacimientos auríferos existentes en la región.

 

En 1785, en el pequeño poblado, se continuaba explotando los yacimientos de oro de aluvión en cantidades importantes y la participación de la corona española por la vía del diezmo, al parecer, era mínima; además la producción agrícola no era de importancia, razón por la cual el gobernador de Antioquia, por aquel entonces Francisco Silvestre, envió al visitador Pedro Rodríguez de Zea, con el fin de fundar legalmente algunos poblados en las montañas del norte, entregando tierras gratuitas al colono que deseara cultivar la tierra y trabajar las minas.

 

Al parecer el objetivo no se logró, puesto que a la llegada del oidor Juan Antonio Mon y Velarde, una de las tareas que se impuso, fue la de hacer un balance sobre tenencia y cultivo de la tierra y al hallar que ella estaba concentrada en unos pocos propietarios y que además no se cultivaba; agravada la situación por la cantidad de poblados existentes sin sujeción al gobierno español, optó por fundar legalmente varios de ellos:

 

“El oidor Juan Antonio Mon y Velarde, en virtud de las facultades otorgadas por la real Audiencia en 1786, ordenó, en 1788 la fundación de las poblaciones de San Luis de Góngora (Yarumal), San Antonio Del Infante(Don Matías), y Carolina Del Príncipe”.

 

A parte de sujetar los pueblos a las normas del gobierno español, la intencionalidad del oidor Mon y Velarde, con la fundación de los poblados, era desarrollar la agricultura en Antioquia, para tal fin se le entregaba gratuitamente tierra al colono que así lo desease.

 

Todo señala que el lugar donde se asentaba el poblado no era un sitio adecuado para la agricultura, por tal razón, se ordena su traslado a otro espacio más fértil, dando origen a la fundación de Carolina del Príncipe en el año de 1788. Sin embargo, no todos abandonaron el lugar, el realengo de minas seguía en el sitio de Hojas Anchas y el caserío daba albergue a los que lo trabajaban y a los que llegaban en busca de mejores posibilidades de vida.

 

Desde el momento en que se funda Carolina del Príncipe en el año de 1788, el caserío de Hojas Anchas, comenzó a depender administrativamente de éste y en el año de 1882, es elevado a la categoría de fracción por El presidente del Estado Soberano, según el decreto 20 del 6 de marzo de ese año, ya que tenía la población suficiente.

 

El desarrollo económico de la fracción de Hojas Anchas, era de singular importancia en ese periodo de tiempo, donde la mayoría de las minas de veta que se denunciaron a mediados del siglo XIX, se encontraban en su territorio, lo que denota la importancia que había adquirido esta Fracción, que un año después era declarada distrito, mediante la ley 149 del 15 de diciembre de 1883.

 

En la misma ley, se le cambiaba el nombre de Hojas Anchas por el de Pabón, en honor a un militar destacado en las guerras civiles.

 

Como Distrito sólo duró dos años, hasta 1885, año en que por decisión del General José María Campo Serrano, jefe superior del antiguo Estado Soberano de Antioquia, quien por medio del decreto del 3 de junio del mismo año, le quitaba la categoría de Distrito y lo agregaba como fracción de Carolina.

 

Sin embargo, el deseo de los habitantes de mayor poder económico de la fracción de Hojas Anchas, era que se les concediera la categoría de Distrito y no depender ni político ni administrativamente de Carolina del Príncipe, por esta razón acuden a la Gobernación de Antioquia enviándole una carta al gobernador el día 15 de mayo de 1890, donde le manifestaban las razones por las cuales a la fracción se le debía conceder la categoría de Distrito.

 

Manifestaban los solicitantes que el territorio era rico en minerales y que las tierras eran fértiles para la agricultura y por sus afluentes era propicia para la industria pecuaria, labores que serían desarrolladas por los numerosos habitantes que en él vivían. Se incluía como parte del territorio, el caserío de San Matías y Quebraditas, este último perteneciente a Santa Rosa de Osos, por lo tanto el Litigio afectaba a esa población. Destacaban que era tan importante la fracción, que la autoridad eclesiástica la había erigido como parroquia desde tiempo atrás.

 

Por haber recibido algunos beneficios la fracción durante el gobierno del General Marceliano Vélez, y en reconocimiento al mencionado personaje, proponían que el Distrito se llamara Vélez.

 

Como requisito para conceder la categoría, se solicitaba por parte del gobernador del Departamento que se le adjuntara un listado de las familias que habitaban en la localidad, la cual fue enviada el 18 de junio de 1890, nombrando las cabezas de familia, que eran 52 en total.

 

El 20 de junio de 1890, el concejo municipal de Carolina sesionó y presentó una protesta formal ante el gobernador.

 

El concejo de Santa Rosa de Osos envió una correspondencia a la gobernación del Departamento el 7 de julio de 1890, en la cual mostraba su inconformidad y se mostraban contrarios a la nominación de Hojas Anchas, como Distrito.

 

El prefecto del Norte, negó la categoría de Distrito a la fracción de Hojas Anchas el día 9 de julio de 1890, por estimar insuficientes las pruebas la Gobernación de Antioquia, decidió el 20 de octubre de 1890, que no era legal la creación del nuevo municipio, dejando la determinación final a la Asamblea Departamental.

 

La pugna de poderes entre Carolina y la fracción de Hojas Anchas por la independencia del uno y la sujeción del otro continúo, definiéndose el litigio en favor de la fracción el 22 de julio de 1896 fecha en la cual el Gobernador de Antioquia Bonifacio Vélez, la erige como Distrito municipal por medio de la ordenanza número 35.

 

Como distrito municipal sólo logró mantenerse dos años hasta el 4 de julio de 1898, fecha en la cual el gobernador de Antioquia Dionisio Arango firmaba la ordenanza 22 que lo eliminaba como Distrito y lo devolvía a Carolina.

 

Como corregimiento permaneció durante cinco años, puesto que a partir del 20 de mayo de 1903, por medio de la Ordenanza número 26, se le concede a la categoría de municipio y se le coloca nuevamente Gómez Plata, en honor a un prelado santandereano que había regido la Diócesis de Antioquia en el Siglo XIX y que había visitado estas tierras en misión pastoral. Su primer alcalde fue el señor Lázaro Yarce.

Síganos a través de: siguenos en facebook Canal de youtubesígueme en Instagramsiguenos en Twitter